5 increíbles trucos para mantener las toallas suaves por más tiempo

Con el tiempo, todas las telas acaban sufriendo daños tras los continuos lavados. Sin embargo, una de las telas más delicadas y que más sufre ese proceso son las toallas. Siempre están sujetas a cambios de temperatura y humedad, por lo que pierden esa suavidad que las caracteriza con el tiempo. En Satmanzanares, vamos a darte una serie de consejos para que tus toallas se mantengan como nuevas durante más tiempo.

Por qué se produce su deterioro

Cuestiones como la cal del agua, los compuestos de los suavizantes o un uso excesivo de jabón en la lavadora son los principales causantes de esta situación, aunque existen muchos otros.

Cómo combatir la aspereza de las toallas en casa

Aunque existen muchos más consejos que te contaremos a continuación, la clave está en ventilarlas bien cuando las secamos. Tampoco debemos usar demasiados productos químicos, ya que tienden a dañar sus fibras.

5 trucos para suavizar las toallas

1. Use limón y vinagre para prelavar las toallas

Los productos naturales son grandes aliados de la limpieza, aunque a veces no los usemos tanto como debiéramos. Antes de comenzar el ciclo de lavado habitual, haz un prelavado de tus toallas  con agua fría, una gota de limón y una de vinagre . Estos ingredientes proporcionarán más suavidad y limpieza a tus toallas, puesto que son agentes activos contra la cal.

2. Agregue amoníaco a la lavadora

El amoníaco también resulta muy útil en esta labor. Añadiendo un chorro en nuestra lavadora, podremos evitar que los detergentes se adhieran demasiado a los tejidos.

3. Evita cargar demasiado la lavadora

La fricción de las toallas con otros tejidos provoca que se endurezca. Además, cuantas más prendas se encuentren dentro del tambor, peor se repartirán los productos de limpieza usados. Por eso, es mejor limpiarlas con la lavadora a media carga.

4. Secar adecuadamente es fundamental

Para secar las toallas, no basta con dejarlas colgadas al aire libre. Esto provoca que se queden lacias y rasposas. Por eso, te aconsejamos que des unos pequeños golpecitos a tus toallas para mullirlas y que así las fibras tomen más aire y eliminen los residuos químicos y minerales.

5. El planchado también influye

Aunque parezca mentira, la forma en la que planchamos nuestras toallas también repercute en su mantenimiento. Para que éstas se mantengan suaves durante más tiempo, debes plancharlas a mínima temperatura, puesto que el calor puede perjudicar las fibras.

Si tu plancha no tiene regulador de temperatura, o está estropeado, en Satmanzanares encontrarás todos los recambios y repuestos para arreglarla.

 

Si te ha gustado este post, no olvides seguirnos en Facebook, Twitter e Instagram para mucho más

 

Valora y comparte éste articulo
[Total: 0 Average: 0]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.