Cómo rellenar las cápsulas de nuestras cafeteras

Aunque nos gusten los cafés de cápsulas tipo “Nespresso” o “Dolce Gusto”, no siempre nos atrevemos a adquirirla. Las razones más comunes son la limitada gama de cafés disponibles o el elevado coste de las cápsulas. Y es que, como hablábamos en entradas anteriores, estas son las pocas desventajas que presentan. O al menos hasta ahora. Porque gracias al truco que Satmanzanares te muestra a continuación, correrás a la tienda más cercana a hacerte con una.

Utensilios para manipular y rellenar las cápsulas

–          Varias cápsulas usadas

–          Papel de aluminio

–          Cuchillo, cutter y/o tijeras

–          Nuestro café molido favorito

–          Cucharilla o medidor para prensar el café

–          Agua

–          Papel de cocina

–          Regla

Pasos para reciclar nuestras cápsulas Nespresso

Paso uno: ¡Guarda tus cápsulas usadas!

Cuando tomamos este tipo de cafés y la cafetera ha terminado su función, como norma general, tiramos la cápsula. A partir de ahora, eso se acabó. Trata de guardar las cápsulas de un solo uso para volver a usarlas de la forma que te vamos a contar.

Paso dos: Destápalas

Lo primero que haremos, una vez hayamos disfrutado del café y la cápsula esté fría, es retirar el aluminio de la parte superior. Esta tapa, que se encuentra adherida al cuerpo de la cápsula, se puede quitar fácilmente con un cuchillo, cutter o tijeras. Para ello, haremos una pequeña incisión en el centro que nos servirá para adentrar la hoja de la herramienta que hayamos seleccionado. Después, llevaremos el corte a uno de los extremos. Desde esa posición, recortaremos lo más próximos al borde interior toda la tapa de aluminio y nos desharemos de ella. Después, las vaciaremos, las limpiaremos con agua y las secaremos con papel de cocina.

Paso tres: Rellénalas

Una vez tengamos la cápsula vacía, es hora de echar mano a tu café molido favorito. Simplemente tendrás que poner en la cápsula la cantidad de café prensado suficiente sin que rebose. Una vez rellenas, pasamos al siguiente paso.

Paso cuatro: Crea las nuevas carcasas de tus cápsulas

Crear las nuevas tapas de tus cápsulas es muy sencillo. Para ello, solo tienes que recortar el papel de aluminio en cuadrados de 5cm y ajustar cada pieza lo más posible a tu cápsula.

Paso cinco: Comprueba que funcionan

El último y mejor de todos los pasos. Cuando tengamos nuestra cápsula lista, solo queda probar que la cápsula funciona en nuestra cafetera perfectamente. Relájate y disfruta de tu café preferido preparado como nunca antes.

 

Si te ha gustado este blog, no olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

 

Valora y comparte éste articulo
[Total: 1 Average: 5]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.